Mis materiales de dibujo imprescindibles

Cuáles son los que considero mis materiales de dibujo imprescindibles?

Cuando era aún un niño, y entré por primera vez a una academia de arte, iba realmente nervioso, no sabía qué tenía que hacer, dónde ponerme, qué me iba a pedir la profesora que hiciera… ¿y si resultaba que no era un dibujante? y si todos eran mejor que yo? y si hacía el ridículo? Todas estas preguntas me rondaban la cabeza desde hacía días y cuando entré por la puerta me temblaba todo (siempre he sido muy tímido, lo reconozco).

Cuando llegué allí, había otros niños y niñas dibujando y pintando, algunos en unas mesas adosadas a la pared, otros en caballete, y algunos estaban sentados en medio de la sala, con el block apoyado en las piernas y dibujando a otro niño que estaba sentado en una silla.

Según avanzaba por la sala en dirección a donde estaba la profesora (que estaba de espaldas a mi, repartiendo unas láminas a un grupo de niñas), pude ir viendo el trabajo de los demás. Y, para mi sorpresa, habia de todo! había dibujos increíblemente buenos y otros que parecían hechos con los ojos vendados y un lapiz atado a un pie. En los siguientes minutos comprendí que en esto del arte, cada cual tiene su ritmo, su forma de aprender, de expresarse, y sobre todo, cada uno tiene un nivel individual.

Te estarás preguntando que qué tiene que ver todo esto con el título de éste artículo “Mis materiales de dibujo imprescindibles”, ya llego a eso, te lo aseguro.

(Éste es uno de mis primeros vídeos de Arte Vivo y Divertido, se ve mal y se oye peor ya que lo grabé cuando estaba empezando en esto de YouTube, pero lo que digo en él es completamente actual, os lo recomiendo)

Cuando la profesora dejó de repartir láminas se volvió y me vio. Me presenté y le enseñé mi block que había llevado para ver si me admitían. Lo estuvo observando detenidamente, fue mirando dibujo tras dibujo. En aquel entonces yo no sabía porqué hacía ésto, ahora ya lo se, ya que llevo años dando clases de dibujo y pintura, pero eso te lo contaré en otro momento.

Cerró el block y me dijo: dibujas bien, tienes buen ojo, pero te falta confianza, pulso, práctica, y algo de soltura en los trazos, pero eso lo iremos viendo. Y acto seguido me dijo que apuntara lo que necesitaba para ir a clase:

Un block de dibujo que tuviera la parte de atrás de cartón algo duro para poder apoyarme en él cuando dibujara del natural,  un lápiz blando (B) otro duro (H) un HB, sacapuntas y goma de borrar normal.

Yo le contesté que tenía en casa óleos y lienzos, y acuarelas (regalos de cumpleaños, etc) y me dijo que no hacían falta de momento. Y efectivamente, durante todo un año sólo utilicé esos tres lápices, el sacapuntas, la goma de borrar y varios blocks ya que esos sí que se gastaban rápido.

Y por hoy no os cuento más de mis comienzos (si os gustan os iré contando mis andanzas en esto de aprender a usar un lápiz, ya me contaréis en los comentarios).

El caso es que, por muy difícil que pueda parecer, con solo esos pocos materiales, aprendí y practiqué prácticamente todo lo que me podían enseñar en aquella clase sobre dibujo. Como es lógico, con los años vas adquiriendo más variedad de lápices, blocks de mejor calidad, gomas de borrar de diversos tipos, lápices de colores, acuarelas, pasteles secos y al óleo, pintura acrílica y al óleo… todo eso lo fui adquiriendo poco a poco y sin agobios, ya que a mi me habían enseñado que la esencia del artista no son los materiales, sino lo que hace con ellos.

Por eso siempre, en mis clases, he recomendado adquirir sólamente lo que estás seguro que vas a utilizar en los próximos proyectos.

Tener una gran variedad de materiales artísticos es una maravilla, y si son de calidad elevada mejor aún, pero si no te contienes, puedes acabar con el armario lleno, el bolsillo vacío, y descentrado por no saber qué utilizar o qué proyecto emprender.

Si queréis aprender en serio a dibujar,

poneos a dibujar, con lo que tengáis, y lo que falte… lo que falte lo compráis cuando estéis cansados de dibujar y practicar.

Bueno, pues por hoy no os cuento nada más, hasta muy pronto artistas!