Ceferino Gallego, padre y artista.

Dibujar a la propia familia siempre es complicado. En primer lugar porque es muy difícil abstraerte de cómo ves tú a la persona y cómo es en realidad. Y no creo que sea posible eliminar esta influencia del todo.
En todo caso, quería retratar a mi padre y de paso hablaros de él.
Mi padre, de nombre Ceferino Gallego, es un gran artista que lleva toda la vida pintando. Con el tiempo se fue especializando en flores y sus cuadros gozan de una vitalidad extraordinaria. Este es el enlace a su perfil de Facebook por si queréis ver algunas de sus obras: https://www.facebook.com/ceferino.gallego
De él heredé el gen que nos hace amar el arte. Cuando era un adolescente nunca me escatimó el dinero para comprar materiales de dibujo y tampoco tuvo reparo en pagarme una academia de dibujo cuando se lo pedí. 

Este retrato te lo dedico, papá, con todo mi cariño y mi gratitud.

retrato+de+mi+padre - Ceferino Gallego, padre y artista.
Ceferino Gallego. Retrato a lápiz de grafito. Tamaño A3. Autor: José Manuel Gallego García. Puedes verlo también en la galería de retratos de retratosyarte.com.

foto+para+retrato - Ceferino Gallego, padre y artista.

Marlon Brando, nunca te pongas en contra de la familia…

Padrino es el papel más famoso de Marlon Brando. Aunque fue con el que consiguió su segundo Oscar. En esta ocasión, no quiso presentarse a recoger el galardón y envió a una actriz indio-americana que expresó, en la ceremonia,  el trato injusto que recibía su pueblo en las películas de Hollywood.
Una amiga actriz me contó que Marlon Brando, para prepararse para el papel de Vito Corleone, estuvo conviviendo algún tiempo con una familia de gorilas y que su expresión de autoridad y aplomo lo copió del jefe de los gorilas. No tengo ni idea de si esto es verdad o no, aunque sí que es cierto que en Hollywood los actores se preparan exhaustivamente toda su vida, sin importar su edad o cuántos premios o éxitos hayan cosechado.
En fin, que estaba aquí trasteando con un carboncillo en la mano y me ha dado por dibujarle.
Espero que os guste!

El Padrino. Retrato a carboncillo. Autor José M. Gallego.

Alfredo Landa.

Alfredo Landa ha muerto y, aunque no fuera conocido de mío, ni nada de mi familia, no he podido sino sentirlo como si de un amigo entrañable se tratara. Al fin y al cabo ¿cuántas tardes de risas no habré pasado yo viéndole interpretar al “típico español”?
¿Cuántas veces no habremos escuchado a alguien decir que tal o cual persona es como Alfredo Landa?
Fue un actor de comedia “españolada” durante la dictadura, y cuando llegó la democracia alcanzó un éxito enorme en papeles dramáticos como en “Los Santos Inocentes”, o, “El Crack”.
Cuando esta mañana leí en el periódico que se había ido decidí que tenía que rendirle un pequeño homenaje, aunque sólo sea para agradecerle tantos buenos ratos.
Hasta siempre Don Alfredo.

Alfredo Landa. Retrato a Lápiz. Autor: José M. Gallego.
Homenaje a Alfredo Landa. Retrato a lápiz de grafito. Tamaño A3. Autor: José Manuel Gallego García. Visita también otros retratos en la galería de retratosyarte.com

Un gato y los lunes por la mañana.

Tras algunos días en que la salud me ha impedido incluso dibujar vuelvo a la carga (pero poquito a poco). 

El abanico de series “de médicos” quedó huérfano, si no gravemente herido, el día que House dió el cerrojazo. Sin tratar de herir sensibilidades y gustos, las series que quedan y las que han ido saliendo dejan bastante que desear.

La mayoría de las nuevas incorporaciones a la plantilla del género acaban siendo canceladas a los pocos capítulos. Y las veteranas, como Anatomía de Grey, han dejado de lado toda lógica y sobreviven a base de intentar la lágrima fácil.
Recientemente se ha estrenado una nueva serie que a mi, personalmente, me está gustando bastante: Monday Mornings (Mañanas de Lunes).
Protagonizada por Alfred Molina y Ving Rhames (cuyo retrato pongo más abajo), va de un curioso hospital. Los médicos, cada vez que meten la pata, son sometidos a una especie de juicio por parte del jefe médico de personal, y todo esto en una sala delante de todos los otros compañeros.
Quitando que la autocrítica médica en España podría considerarse ciencia ficción, o incluso pecado mortal. Lo cierto es que estaría genial, y mejoraría mucho la calidad de la medicina si algo así se hiciera en la realidad. Desconozco si en Estados Unidos esto se hace o no. Lo que sí que se es que en España, si un médico mete la pata los demás médicos harán lo imposible por taparlo bajo la alfombra. 
Volviendo a la serie. El argumento está bien, pero lo mejor es la interpretación de los actores, y en concreto Ving Rhames y Alfred Molina (a quien pretendo retratar en breve), se “comen” la pantalla. 
Ving interpreta al jefe de traumatología y es un gran diagnosticador (qué casualidad, como House). Tiene el apodo de El Gato (aunque no han aclarado el porqué). Con pinta de boxeador a punto de estallar el uniforme del hospital, demuestra en todo momento un rango profundo e intenso de emociones. 
Os la recomiendo, eso sí, ya os aviso de que algunas veces es durilla.
Un saludo. 
Ving Rhames. Autor: José M. Gallego. Grafito.

Una mirada para decirlo todo y nada

Porqué nos parece tan importante la mirada. Mirar a los ojos, mirar de reojo, de frente. Con amor, con odio, con miedo, con deseo… 

No me extraña que alguien se inventara eso de que los ojos son el espejo del alma. No tengo muy claro que eso sea verdad, pero sí que hay algo “eléctrico”, algo mágico en dos ojos que nos miran. Pueden atraer, o intimidar. Pero no podemos dejar de sentirlos.
En ocasiones, incluso sentimos cuando alguien nos mira, aunque esté a nuestras espaldas. ¿Porqué?
mirada1 - Una mirada para decirlo todo y nada