Archivos de la categoría Jose Manuel Gallego García

Marlon Brando, nunca te pongas en contra de la familia…

Padrino es el papel más famoso de Marlon Brando. Aunque fue con el que consiguió su segundo Oscar. En esta ocasión, no quiso presentarse a recoger el galardón y envió a una actriz indio-americana que expresó, en la ceremonia,  el trato injusto que recibía su pueblo en las películas de Hollywood.
Una amiga actriz me contó que Marlon Brando, para prepararse para el papel de Vito Corleone, estuvo conviviendo algún tiempo con una familia de gorilas y que su expresión de autoridad y aplomo lo copió del jefe de los gorilas. No tengo ni idea de si esto es verdad o no, aunque sí que es cierto que en Hollywood los actores se preparan exhaustivamente toda su vida, sin importar su edad o cuántos premios o éxitos hayan cosechado.
En fin, que estaba aquí trasteando con un carboncillo en la mano y me ha dado por dibujarle.
Espero que os guste!

Un gato y los lunes por la mañana.

Tras algunos días en que la salud me ha impedido incluso dibujar vuelvo a la carga (pero poquito a poco). 

El abanico de series “de médicos” quedó huérfano, si no gravemente herido, el día que House dió el cerrojazo. Sin tratar de herir sensibilidades y gustos, las series que quedan y las que han ido saliendo dejan bastante que desear.

La mayoría de las nuevas incorporaciones a la plantilla del género acaban siendo canceladas a los pocos capítulos. Y las veteranas, como Anatomía de Grey, han dejado de lado toda lógica y sobreviven a base de intentar la lágrima fácil.
Recientemente se ha estrenado una nueva serie que a mi, personalmente, me está gustando bastante: Monday Mornings (Mañanas de Lunes).
Protagonizada por Alfred Molina y Ving Rhames (cuyo retrato pongo más abajo), va de un curioso hospital. Los médicos, cada vez que meten la pata, son sometidos a una especie de juicio por parte del jefe médico de personal, y todo esto en una sala delante de todos los otros compañeros.
Quitando que la autocrítica médica en España podría considerarse ciencia ficción, o incluso pecado mortal. Lo cierto es que estaría genial, y mejoraría mucho la calidad de la medicina si algo así se hiciera en la realidad. Desconozco si en Estados Unidos esto se hace o no. Lo que sí que se es que en España, si un médico mete la pata los demás médicos harán lo imposible por taparlo bajo la alfombra. 
Volviendo a la serie. El argumento está bien, pero lo mejor es la interpretación de los actores, y en concreto Ving Rhames y Alfred Molina (a quien pretendo retratar en breve), se “comen” la pantalla. 
Ving interpreta al jefe de traumatología y es un gran diagnosticador (qué casualidad, como House). Tiene el apodo de El Gato (aunque no han aclarado el porqué). Con pinta de boxeador a punto de estallar el uniforme del hospital, demuestra en todo momento un rango profundo e intenso de emociones. 
Os la recomiendo, eso sí, ya os aviso de que algunas veces es durilla.
Un saludo. 

Naomi Watts, Lo Imposible.

A mi lo que me parecía imposible es que de España saliera un “peliculón” como éste. Un director: Juan Antonio Bayona, unos actorazos: Naomi Watts y Ewan McGregor. Mucha agua y muchísimo trabajo bien hecho… ¿el resultado? para mi, lo mejorcito que se ha hecho por aquí desde hace bastante tiempo.
Naomi Watts opta al Goya a mejor actriz en nuestro país, y también al Oscar equivalente.
La película está basada en una historia real de una familia española que sufrió el tsunami del sudeste asiático en 2004.
Reconozco que con este dibujo he hecho una pequeña trampa, ya que, en una sola obra he hecho un retrato perteneciente a los Goya y a los Oscar. Espero que os guste!

Autor: José M. Gallego.

Aida Folch (El artista y la modelo)

Continuando con los nominados a los premios Goya de este año, no podía faltar Aida Folch. Desde sus inicios como Susana en “El embrujo de Shangai”, o su participación como Françoise Alcantara  en la serie “Cuéntame…” esta chica ha demostrado ser una gran actriz.

Las malas lenguas critican que su nominación a los Goya se debe, en exclusiva a que se pasa la película en “paños menores”. Sin embargo a mi me parece que no debe ser nada fácil actuar en esta situación, y creo que lo hace realmente bien (aunque, lo reconozco, me encanta mucho más el papel de Chus Lampreabe).