Archivos de la categoría claroscuro

Cómo Dibujar Un Retrato a Lápiz: Cómo Comenzar a Dibujar un Retrato a Lápiz

Uno de los momentos más difíciles a la hora de ponernos a dibujar un retrato, es precisamente el comienzo. Según abordemos el retrato en los primeros pasos, será como se desarrollará el resto.
Es el momento en que sentamos las bases de lo que estamos haciendo y si esas bases son sólidas, el resultado se mantendrá, si no… bueno, si no, siempre se puede volver a comenzar!
Aquí os presento tres modos de empezar. Los dos primeros son de los más comunes que hay y son realmente muy buenos, aunque yo no los utilizo mucho, y por último veréis cuál es el enfoque que yo suelo utilizar en mis retratos. No es que sea el mejor método que existe, pero a mi me funciona bien y creo que es bastante sencillo y práctico.
¿Os atrevéis a intentarlo?
Un saludo y hasta el próximo tutorial!

El juego del escondite, o ¿quién es esta chica y porqué me está mirando?

Hoy estaba completamente “bloqueado” de ideas para dibujar o pintar. Miraba el papel, miraba “mis trastos” de dibujar y pintar y no sabía qué hacer. Por un lado me apetecía mucho liarme con un retrato, pero me doy cuenta de que últimamente he estado muy centrado en los retratos y los vídeos de youtube. El gusanillo rebelde de mi interior me pedía hacer algo distinto. Ideas no me faltaban: hacer una acuarela, dibujar con los lápices acuarelables que me he comprado, hacer un paisaje, dibujar un desnudo. Sí, un desnudo. Si habéis visitado la galería de pinturas de mi web, habréis visto que me gusta dibujar el cuerpo humano. Después del rostro, no encuentro nada más expresivo que el cuerpo humano. También veréis que me encanta dibujar la naturaleza. Hay artistas muy centrados en otros temas, pero a mi lo que me atrae de verdad son las emociones y la vida, y creo que por eso me centro tanto en estos temas. Tal vez con el tiempo cambie de gustos. Pero ahora mismo me fascinan estos.
El caso es que, finalmente, decidí no darle más vueltas. Puse mi música favorita, tomé el lápiz entre mis dedos, y empecé a garabatear sin rumbo, dejando que la parte silenciosa del cerebro se pusiera a trabajar. Poco después ya estaba dibujando algunos árboles, una orilla… y entonces surgió la idea y apareció de la nada esta chica que se oculta tras el árbol de la derecha. Como soy un caballero, no quise traicionar sus secretos y dejé que la luz del sol a su espalda creara la sombra que la oculta, casi por completo a nuestra vista.
Con acuarelas y lápices acuarelables todo comenzó a tener sentido y coherencia y mi mano iba a toda velocidad aquí y allá por todo el papel.
Al final, ahora que lo veo terminado, me pregunto qué piensa esta chica, ¿porqué se oculta? ¿se ríe de mi, o espera algo?
Esta acuarela mixta tiene una medida de A4, que es relativamente pequeño, y estoy pensando que tal vez pueda averiguar más sobre la chica y la escena si lo pinto en grande con los acrílicos. ¿Qué opináis? ¿debería pintar este mismo tema en un cuadro de un metro de largo?

“Escondida”. Acuarela mixta con lápices acuarelables. Tamaño A4. Autor: José Manuel Gallego García. Visita también mi galería de pinturas aquí.