Pintar, Dibujar ¿es cierto que son diferentes?

Este es un debate que lleva siglos (si no milenios) sin resolverse.
Al principio puede parecer que tiene una respuesta fácil, por ejemplo, he leído por ahí: Dibujar se hace con líneas y pintar con manchas de pintura…
Bueno, podría ser… entonces, sin trazo una línea con un pincel y pintura, ¿estoy pintando o dibujando?
Otra definición: El dibujo se hace exclusivamente en claro/oscuro, y la pintura con colores… Y si pinto un cuadro con pintura blanca y negra (cosa que por cierto me encanta hacer), ¿estoy dibujando ese cuadro entonces?
Otra definición: En dibujo se “delinean” o trazan las formas de los objetos, mientras en la pintura se definen las formas por el contraste de unos colores con otros… Ya parece que esta definición es más acertada, sin embargo podríamos volver al ejemplo previo, si, por ejemplo, con un pincel “delineo” la forma de un objeto con pintura de colores diversos ¿estaría pintando o dibujando?
Por supuesto hay quien dice que pintar es sólo con “pintura” y dibujar con “cosas secas”. Sin embargo esta definición se da de bruces cuando alguien hace un cuadro con pasteles, lápices de color… ¿porqué? porque según la Real Academia de la Lengua: Pintar es aplicar color, y estas dos técnicas aplican color, por tanto pintamos con ellas.
Parece todo muy enrevesado ¿no? pues sí, sí que lo es.
Y todo esto ¿porqué?
Pues, porque desde tiempos inmemoriales ha habido gente que ha pensado que la pintura “es mejor” que el dibujo, o han pensado justo lo contrario. También hay quien piensa que el dibujo es “eso que se hace” como complemento o preparación antes de pintar un cuadro, o una obra. Como si fueran los preliminares de “otro tipo de cosas”.
Muchos artistas se especializan en técnicas secas, y monocromáticas, como carboncillo, sanguinas, o lápices de grafito. Estas técnicas se han desarrollado tanto en los últimos cinco siglos que son un arte en sí mismas, y claro, estos artistas no pueden ni concebir lo que hacen como “simples preliminares”.
Luego están los artistas que no tocan un lápiz o un carboncillo jamás. Pintan directamente sus obras. Algunos de estos artistas ni siquiera sabrían cómo dibujar algo sencillo. Y no por ello son menos pintores o artistas.
Y, por supuesto, están los pintores que jamás se pondrían a pintar nada si antes no han hecho un dibujo previo. Curiosamente, estos artistas concenden una mayor importancia al dibujo porque todas sus obras se “sustentan” gracias a ellos.
Y así parece que en realidad no queda claro qué es el dibujo, ni si es una técnica aparte, o una parte del conjunto de técnicas denominadas “pintura”.
Mi opinión personal es que son como el yin y el yang, el sol y la luna o el cielo y la tierra para el arte. Son necesarios ambos. Pueden existir de un modo independiente, y, en realidad, no son tan distintos como pensamos.
Bueno, y vosotros, ¿qué opináis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *