Archivos de la categoría lápices de colores

Pintar, Dibujar ¿es cierto que son diferentes?

Este es un debate que lleva siglos (si no milenios) sin resolverse.
Al principio puede parecer que tiene una respuesta fácil, por ejemplo, he leído por ahí: Dibujar se hace con líneas y pintar con manchas de pintura…
Bueno, podría ser… entonces, sin trazo una línea con un pincel y pintura, ¿estoy pintando o dibujando?
Otra definición: El dibujo se hace exclusivamente en claro/oscuro, y la pintura con colores… Y si pinto un cuadro con pintura blanca y negra (cosa que por cierto me encanta hacer), ¿estoy dibujando ese cuadro entonces?
Otra definición: En dibujo se “delinean” o trazan las formas de los objetos, mientras en la pintura se definen las formas por el contraste de unos colores con otros… Ya parece que esta definición es más acertada, sin embargo podríamos volver al ejemplo previo, si, por ejemplo, con un pincel “delineo” la forma de un objeto con pintura de colores diversos ¿estaría pintando o dibujando?
Por supuesto hay quien dice que pintar es sólo con “pintura” y dibujar con “cosas secas”. Sin embargo esta definición se da de bruces cuando alguien hace un cuadro con pasteles, lápices de color… ¿porqué? porque según la Real Academia de la Lengua: Pintar es aplicar color, y estas dos técnicas aplican color, por tanto pintamos con ellas.
Parece todo muy enrevesado ¿no? pues sí, sí que lo es.
Y todo esto ¿porqué?
Pues, porque desde tiempos inmemoriales ha habido gente que ha pensado que la pintura “es mejor” que el dibujo, o han pensado justo lo contrario. También hay quien piensa que el dibujo es “eso que se hace” como complemento o preparación antes de pintar un cuadro, o una obra. Como si fueran los preliminares de “otro tipo de cosas”.
Muchos artistas se especializan en técnicas secas, y monocromáticas, como carboncillo, sanguinas, o lápices de grafito. Estas técnicas se han desarrollado tanto en los últimos cinco siglos que son un arte en sí mismas, y claro, estos artistas no pueden ni concebir lo que hacen como “simples preliminares”.
Luego están los artistas que no tocan un lápiz o un carboncillo jamás. Pintan directamente sus obras. Algunos de estos artistas ni siquiera sabrían cómo dibujar algo sencillo. Y no por ello son menos pintores o artistas.
Y, por supuesto, están los pintores que jamás se pondrían a pintar nada si antes no han hecho un dibujo previo. Curiosamente, estos artistas concenden una mayor importancia al dibujo porque todas sus obras se “sustentan” gracias a ellos.
Y así parece que en realidad no queda claro qué es el dibujo, ni si es una técnica aparte, o una parte del conjunto de técnicas denominadas “pintura”.
Mi opinión personal es que son como el yin y el yang, el sol y la luna o el cielo y la tierra para el arte. Son necesarios ambos. Pueden existir de un modo independiente, y, en realidad, no son tan distintos como pensamos.
Bueno, y vosotros, ¿qué opináis?

El juego del escondite, o ¿quién es esta chica y porqué me está mirando?

Hoy estaba completamente “bloqueado” de ideas para dibujar o pintar. Miraba el papel, miraba “mis trastos” de dibujar y pintar y no sabía qué hacer. Por un lado me apetecía mucho liarme con un retrato, pero me doy cuenta de que últimamente he estado muy centrado en los retratos y los vídeos de youtube. El gusanillo rebelde de mi interior me pedía hacer algo distinto. Ideas no me faltaban: hacer una acuarela, dibujar con los lápices acuarelables que me he comprado, hacer un paisaje, dibujar un desnudo. Sí, un desnudo. Si habéis visitado la galería de pinturas de mi web, habréis visto que me gusta dibujar el cuerpo humano. Después del rostro, no encuentro nada más expresivo que el cuerpo humano. También veréis que me encanta dibujar la naturaleza. Hay artistas muy centrados en otros temas, pero a mi lo que me atrae de verdad son las emociones y la vida, y creo que por eso me centro tanto en estos temas. Tal vez con el tiempo cambie de gustos. Pero ahora mismo me fascinan estos.
El caso es que, finalmente, decidí no darle más vueltas. Puse mi música favorita, tomé el lápiz entre mis dedos, y empecé a garabatear sin rumbo, dejando que la parte silenciosa del cerebro se pusiera a trabajar. Poco después ya estaba dibujando algunos árboles, una orilla… y entonces surgió la idea y apareció de la nada esta chica que se oculta tras el árbol de la derecha. Como soy un caballero, no quise traicionar sus secretos y dejé que la luz del sol a su espalda creara la sombra que la oculta, casi por completo a nuestra vista.
Con acuarelas y lápices acuarelables todo comenzó a tener sentido y coherencia y mi mano iba a toda velocidad aquí y allá por todo el papel.
Al final, ahora que lo veo terminado, me pregunto qué piensa esta chica, ¿porqué se oculta? ¿se ríe de mi, o espera algo?
Esta acuarela mixta tiene una medida de A4, que es relativamente pequeño, y estoy pensando que tal vez pueda averiguar más sobre la chica y la escena si lo pinto en grande con los acrílicos. ¿Qué opináis? ¿debería pintar este mismo tema en un cuadro de un metro de largo?

“Escondida”. Acuarela mixta con lápices acuarelables. Tamaño A4. Autor: José Manuel Gallego García. Visita también mi galería de pinturas aquí.

Cómo dibujar pájaros con lápices de colores

                                   Tutorial para adultos y niños para aprender a dibujar pájaros realistas y el mejorar el uso de los lápices de colores.
Pertenece a la serie “Cómo a enseñar a niños a dibujar” de mi canal de Youtube, espero que os sea útil!

Lápices de colores, los grandes parias del arte.

Con la salvedad del lápiz común, los lápices de colores son el medio artístico que más fácilmente se puede encontrar en cualquier tienda o lugar del mundo. Se venden en casi cualquier parte. Son económicos. Su uso es bastante sencillo…
Y sin embargo son el medio de pintar menos utilizado en el mundo del arte, y con mucha diferencia.
No se sabe si es porque su económico precio parece “desmerecer” un posible trabajo artístico, o simplemente, porque los asociamos a nuestra infancia, cuando los utilizábamos para colorear los deberes del cole.
El caso es que, aunque hay artistas que los utilizan, pocos lo hacen de un modo intenso, y mucho menos en exclusiva.
Sin embargo son versátiles y cómodos y nos pueden proporcionar muy buenos ratos. De hecho hay obras de arte realmente impresionantes hechos en exclusiva con ellos.
Contrariamente a lo que pensemos, los lápices de colores son una forma de pintar, y no de dibujar. No se necesita una gama muy extensa de colores para empezar, ya que se pueden hacer mezclas, exactamente como con cualquier técnica pictórica.
Estoy preparando un pequeño tutorial básico sobre esta técnica, de momento os dejo este paisaje hecho con una caja de 12 colores.
Espero que os guste!

Técnica: Lápices de colores. Todos los derechos reservados.
El Valle.

La Intuición.

Los últimos avances científicos demuestran, sin lugar a dudas, que nuestro cerebro, nuestras neuronas, actúan un noventa por cierto de las veces, por simple INTUICIÓN.
Es curioso que la práctica de cualquier arte requiere usar la intuición constantemente.
Se nos educa para creer que dibujamos mal, que pintamos peor, y que el arte es algo reservado a unos pocos “escogidos” que nacen con un don. Yo creo que esto sólo sirve para limitar una parte fundamental de nuestra mente, de nuestra humanidad. El arte está en todos y cada uno de nosotros.
Lo necesitamos, tal vez no para sobrevivir, pero sí para seguir siendo seres humanos.
Pienso que todo el mundo podría y debería poder disfrutar de dejar que su cerebro y su corazón se pusieran a expresarse con el arte. Da igual si con un lápiz, unas pinturas o dando golpes a una cacerola en la cocina.
No se trata de que todo el mundo haga “obras maestras” sino de poder ejercitar una parte de nuestro ser que tenemos abandonada, que creemos incluso que no existe.
Todos sabemos lo conveniente que es para la salud de nuestro cuerpo el hacer ejercicio, pero no prestamos atención a la salud de nuestra mente y nuestras emociones, y el arte es el ejercicio que puede ayudar a mantenerlas sanas. No nos neguemos el placer de hacer unos garabatos, de poner colores, de amasar un trozo de plastelina. Todo vale, todo es arte.
El arte no es algo que sólo sirve para rellenar una hora a la semana en el horario de nuestros hijos, o para colgarlo en museos y acumular polvo.
Si nuestro cerebro funciona por intuición, y el arte es intuición, el cerebro, en sí mismo, es arte.

Técnica: Lápices de colores sobre papel. Todos los derechos reservados.
La pensadora. Desnudo femenino a los lápices de colores, tamaño A3. Autor José Manuel Gallego García.